La Luz

Foto: Laura Comellas
Texto: Martin Gallego
.
Esta fotografía es pura luz, pero ¿Qué es la Luz? Probad de definirla, veréis cuantas variantes aparecen. Claro que no todo el mundo lo ve de la misma manera......
.

.
.La Luz
.

La revista Ciencia y Vida había convocado una consulta entre sus lectores. La pregunta era: “¿Qué es la Luz?”. El premio de 1 millón de euros a la mejor respuesta fue seguramente el motivo de la avalancha de correo de todo tipo que llegó, no la pregunta en sí misma. Lucía era la editora de la revista y la que conducía la reunión para decidir el ganador:
“Hola a todos. Ya tengo las mejores respuestas que me habéis ido pasando y la valoración de ellas que habéis hecho. Me ha gustado mucho la del niño que dice de la luz: “Le das, clic-clac, y viene y se va”, es ingenua y fresca. La del sacerdote que dice que “fue la primera manifestación de Dios” es una definición mas profunda de lo que parece, pero es parcial. El chico aquel físico que ha enviado el tocho de ensayo quiero que lo fichéis para la redacción. Sabe mucho y se explica bien, pero no tenemos espacio en el papel para publicar su respuesta si gana. Muy cachonda ha sido la contestación de un fotógrafo que dice que sin luz no podría pagar la hipoteca. Ya conocemos a los fotógrafos, no son gente seria…( risas ). Una que me ha gustado muchísimo y he valorado seriamente para darla como ganadora es la de un aficionado a la astronomía que ha dicho: “la luz es el lenguaje de las estrellas”. Es hermosa, poética, hubiera ganado de no ser por esta respuesta que ha enviado una ciega, y a la que le vamos a entregar el premio. Leo textualmente:
“Recuerdo la luz. No se sabe lo que es hasta que no se tiene. Sólo en su ausencia valoramos lo importante que es para nosotros. Cuando dejas de ver, guardas como un tesoro el recuerdo de la luz rasera de la mañana iluminando las plantas a contraluz, o aquellos atardeceres gloriosos donde una se siente en comunión con tanta belleza. Pero sobre todo, cuando pasa el tiempo te esfuerzas en no olvidar el rostro de las personas que quieres. Cuando la desesperación me abate porque la oscuridad se come los recuerdos, grito para mí misma: ¡Imagina la luz, no la olvides! La luz es el alimento del alma.”


Dedicado a Lucia, mi abuela materna, cegada por una infección hospitalaria en su madurez.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente relato Martín, que triste debe ser perder algo tan importante y que poco valoramos, a veces, lo que tenemos.

Gracias por inspirarte en esta foto. Un abrazo.

Laura

LE MOSQUITO dijo...

Tocado. He leído el relato dejándome llevar por las notas de ternura y humor, a partes iguales.
Me ha impresionado el final, por inesperado (¿Y qué puedo esperar, si he amanecido a las 5:30?).
Precioso, Martín. Precioso, aunque sea un adjetivo manido, pero sincero.

Grafi-ti dijo...

Bello relato, dónde el humor da mas profundidad a la nostalgia de lo perdido.Por suerte, siempre nos queda ese irreprimible impulso vital.

LeGutier dijo...

Qué hermoso. Casi me hizo llorar... aunque no soy bueno para eso ;)