Lucy y Serena


Foto: Ramon Collado
Texto: Martin Gallego

El aspecto realmente particular de la señora que se vé me inspiró el relato. Y me lo pasé bomba haciéndolo, como si se tratara de la siguiente entrega de Javi Potes. Ya os he dado una pista....
.
Lucy y Serena eran dos brujas. Se las reconocía muy fácilmente. En público siempre llevaban gorro, para tener la cabeza cubierta, y zapatos sin tacón, para estar cerca de la tierra. Si se cruzaban con otra bruja, un intercambio de frases en clave lo confirmaría. "Que el dia sea largo", decía una, y la respuesta esperada solía ser:"y la noche también". Ellas eran brujas de conocimiento, esto es, recopilaban sabiduría. Lucy era mas de experimentar, es decir, confirmaba que las viejas fórmulas que les llegaban funcionaban correctamente. Si era así, las incorporaban a su archivo. Si era un fiasco, lo hacían saber en el boletín mensual. Serena se dedicaba mas al archivo. Desde hacía unos años, con esto de la informática, vivía una felicidad profesional absoluta. Había pasado por todas las fases de la escritura: a mano hasta hacía unos cien años, luego a máquina y últimamente trabajaba dictándole al ordenador mientras se limaba las uñas, sentada y con los pies encima de la mesa. Por cierto, Lucy le dijo que no había estado bién hechizar a aquel señor de IBM para que le enviara un prototipo de máquina que oía y hablaba, aunque Selena replicó que lo había embrujado sólo un poquito. En todo caso, iban llegando gratis y regularmente ordenadores cada vez mas pequeños y potentes. En fin, cosas del progreso.
Cada dos años se celebraba el encuentro. A ellas les gustaba ir porque durante una semana veían a muchos conocidos y conocidas, y había algunas ponencias muy interesantes. Por ejemplo, este año Jenni, a la que llamaban en el colegio "espabilada Rowling", hablaría sobre la relación entre literatura, cine y brujería. Era muy lista, Jenni, y ahora muy rica. Pero esta edición del congreso era muy especial para ellas por un motivo: como Nicholas Flamel ya no estaba para muchos trotes, les habían pedido que dieran una clase magistral. El tema que habían elegido era "Amar la Tierra". Lucy iba a preparar en directo un bebible cuyo efecto era un respeto absoluto por cualquier ser vivo, fuera de la especie que fuese, y Selena había preparado un powerpoint explicativo, junto con un par de apariciones plasmáticas muy resultonas. En las sesiones de prueba que habían hecho en su casa con público reducido, la demo había sido un éxito. Así que acudían a París con la sensación de tener los deberes hechos.
Aparte de algo de ropa, en la maleta metieron el mortero de bronce con la mano a juego, y la caldera pequeña de cobre, a la que Lucy le tenía mucho cariño. En el aeropuerto de Sheffield un policía les cogió la maleta y la pasó por una máquina. Puso una cara extraña y la volvió a pasar. A continuación cogió la maleta y les dijo a ellas que le acompañaran. Nunca antes les había sucedido aquello. Cruzaron el vestíbulo y entraron en una sala. Al hacerlo, dos relojes que había encima de la puerta se volvieron locos. El policía les dejó con otro compañero uniformado y desapareció por una puerta con la maleta. La espera se alargaba y Lucy vió un joven turista con una cámara de fotos que las miraba desde fuera. Le sonrió, y le dijo a Serena que las estaban fotografiando. Ésta miró al fotógrafo a través del ojo de buey de la puerta e iba a decir algo cuando en la sala entró una policía arrastrando la maleta. Iba con gorra y zapatos planos y dijo a modo de saludo: "el dia será largo" y Lucy contestó: "Y la noche también". Les dió la maleta y les dijo que fueran con cuidado, que era mejor no poner objetos metálicos dentro. Al salir, Lucy buscó al joven turista pero ya no le vió. "Lástima, era guapo", pensó. Con un suspiro, tiró de la maleta y se dirigieron hacia la puerta de embarque hablando sobre qué filtro de amor era el mas efectivo ......

3 comentarios:

Toni dijo...

Olé Martín, este de las brujas es genial. A mí por lo menos es el que más me gusta, pero te felicito en general por el blog. ¡Menudo gimnasio para la imaginación que te has montado!
Un saludo.

Anónimo dijo...

Un aútentico derroche de imaginación! No puedo por menos que felicitarte desde esta envidia sana que me corroe ...ja,ja, nunca he sido muy habil para escribir, puedo hablar durante horas, pero pasarlo al papel me resulta frustrantemente dificil, por eso me deja asombrado la facilidad con la que puedes crear una historia a partir de una imagen , y además trasmitirla con tanta fuerza Mis felicitaciones!! Espero que este proyecto siga adelante y nos deleites con relatos tan magnificos. Puedes contar conmigo si lo necesitas.
Saludos

PD: tengo un foto muy apropiada para una imaginación cómo la tuya

Anónimo dijo...

Un aútentico derroche de imaginación! No puedo por menos que felicitarte desde esta envidia sana que me corroe ...ja,ja, nunca he sido muy habil para escribir, puedo hablar durante horas, pero pasarlo al papel me resulta frustrantemente dificil, por eso me deja asombrado la facilidad con la que puedes crear una historia a partir de una imagen , y además trasmitirla con tanta fuerza Mis felicitaciones!! Espero que este proyecto siga adelante y nos deleites con relatos tan magnificos. Puedes contar conmigo si lo necesitas.
Saludos

PD: tengo un foto muy apropiada para una imaginación cómo la tuya